domingo, 31 de agosto de 2014

Trucha con remolacha y polvo de jamón




Llega septiembre, un mes que para muchos es uno de los peores del año por la torta que te da en la cara cuando empiezas a trabajar después de un mes de descanso.
Es el mes donde volvemos a la rutina, donde los niños vuelven al cole y el mes en el que nos damos cuenta que los próximos 2 años tendremos que pasar a base de patatas y agua porque hemos dejado la visa temblando...
Es el mes donde nos apuntamos al gimnasio, a inglés y a los coleccionables (en noviembre, volvemos a hablar...).
Pero a mi, siempre me ha gustado este mes. Es uno de mis preferidos.
Tendrá que ver, seguro, que es el mes de mi cumpleaños y aunque de niña odiaba cumplir años cuando todavía no había empezado el cole porque no podía llevar pastel ni caramelos a clase para poder celebrarlo por todo lo alto, ahora, un poquitico más mayor, cada vez me gusta más.



Recibo a septiembre con los brazos abierto por tener la mejor excusa para pasarlo bien, invitar a amigos y disfrutar de una velada bien amena. Y encima, ¡recibes regalos!
Has pasado un veranito movido, saliendo para aquí y para allá, divirtiéndote y pasándolo en grande y resulta que cuando vuelves a la rutina, tienes una fiesta pendiente y algunos regalos esperándote. No hay mejor forma de entrar en los hábitos cotidianos...

Pero lo que más, más me gusta de septiembre es que se inicia un nuevo curso, una nueva etapa y podemos repasar los propósitos de enero y volver a plantearnos nuevas metas para la recta final del año. ¿No es fantástico?



Y mi propósito para estos meses se puede resumir en una palabra: SENTIR.
Ni más, ni menos. Pocas veces una palabra tan cortita había ocultado tanto significado. 

Y para empezar a sentir, vamos a empezar por la "barrigola", que cuando la tienes contenta, las vida se ve mucho mejor. Así, que os traigo una trucha con remolacha y polvo de jamón. 
Es típico tomar la trucha con una loncha de bacon o jamón dentro para aportarle mayor jugosidad y salinidad a la carne, pero esta vez, hemos hecho un polvo de jamón de forma muy rápida y que hace que además de estos matices, aporte algo de crujiente.
Para acompañar a este pescado de río, una remolacha a la plancha que nos da el contraste con la sal del jamón. Además, he añadido unas rodajas de calabacín para darle algo de color al plato y frescor. 




Y como estamos de fin de semana y en la antesala de mi cumple, un vinito blanco de Maset. Esta vez el albariño Pazo de Eiras, afrutado fresco y con esos matices tan característicos de los albariños. Un vino fantástico para tomar con pescados y mariscos. 

Espero que os guste la receta y que disfrutéis de la semana!


jueves, 28 de agosto de 2014

Berenjenas con requesón, olivas y jamón



Por fin parece que el buen tiempo ha venido, aunque no para quedarse, porque mañana volverán de nuevo las nubes y las lluvias. Pero los tres días que ha durado el calorcito, ha sido de agradecer para el cuerpo y para el alma, porque tanta nube en pleno agosto estaba acabando con mi paciencia.

Ésta ha sido una semana extraña y no solamente por el tiempo.
Os habéis sentido alguna vez como simple espectador de tu vida? No de toda tu vida, obviamente, simplemente escenas en las que te encuentras tan descolocada, que no puedes si no, mirarlo como si la realidad fuera una pantalla de cine. Pues así me he sentido gran parte de semana, supongo que es una forma inconsciente de tomar perspectiva, porque ya sabemos que cuando uno no lo vive en primera persona, es más fácil tomar decisiones. 




Y el verano, señores, ya se acaba! Quien dice verano, dice el mes de agosto, que aunque estemos en el s. XXI, todavía es el mes por excelencia para cerrar los chiringuitos y poner pies en polvorosa para descansar y dejar que el mundo funcione por si mismo.
Paellitas con las mejores vistas, mojitos a diestro y siniestro, pies rebozados en arena, pieles bronceadas y disfrutar.... Disfrutar al máximo. Esto es lo que se supone que hemos estado haciendo durante estos días de relax y descanso para prepararnos de nuevo a la rutina diaria de emails, llamadas, carreras y deberes diarios. En fin, todo acaba y todo empieza. En nada iniciamos un nuevo ciclo. 

Pero como todavía tenemos tres días para que empiece septiembre, vamos a aprovecharlo, verdad?
Y uno de los lujos, por supuesto, en el plato. Estas berenjenas con requesón, olivas y jamón que os presento en forma de rollitos son un plato fresco, delicioso y bien fácil y rápido de hacer. 
Únicamente tienes que tomarte el tiempo de limpiar, cortar y hacer a la plancha u horno las láminas de berenjena. El resto, en dos minutos lo tienes listo.



Si queréis ver la receta al completo, podéis verla en el Magazine de Verano en la página 17. 

Espero que os guste y que disfrutéis del fin de semana!


domingo, 17 de agosto de 2014

Galette de albaricoques y pistachos



¿Qué tal han ido las vacaciones?
Como un suspiro, ¿verdad? Es lo bueno y lo malo de las vacaciones, que pasan rápido y que de esa forma, las aprecias más... o no?

Yo creo que podría vivir en un estado semi-vacacional eternamente y más teniendo una cuenta bancaria competencia del Tío Gilito. Eso, una buena compañía y salud (la coletilla que he heredado de mi madre) y listos. A viajar por el mundo y a vivir como una marajá.



Pero este año señores, ha sido del todo diferente al resto y no porque mi pandero no se haya movido de Barcelona, no. Si no, porque hemos tenido el mes de agosto más otoñal que recuerdo.
Para un día de sol que hemos tenido, ha venido una semana enterita de nubarrones tormentosos. Pero bueno, lo hemos disfrutado casi, casi igual.

La última foto que me tomé en la playa era ésta, el 4 de agosto, y allí inocente yo, pensaba que me iba a esperar un veranito en la ciudad de lo más fantástico chapoteando cual sirenita entre la playa y la piscina. Pues no. A parte de algún otro día puntual, la sirenita se convirtió en cachalote de bañera.



Gracias a que el tiempo no influye en la gastronomía y entre otros manjares he podido disfrutar de esta Galette de albaricoques y pistachos. La verdad es que tiene trampa porque la masa es una masa brisa comprada, pero ya sabéis qué pasa cuando tienes que improvisar.
Desde luego, nada como una masa hecha en casa, pero ésta también está bien y te apaña situaciones.

La galette, es un plato francés que originariamente se hace con la masa de las crepes y con rellenos salados. Desde hace unos años, se ha vuelto a poner de moda con masas más consistentes, tipo masa brisa y rellenas tanto de dulce como salado. Es un plato fácil, rápido (si tienes la masa) que acepta todo tipo de ingredientes. Ya sabes, de los que tienes desperdigados por la nevera y debes dar uso.



Espero que vuestras vacaciones hayan sido fantásticas. Ya he podido ver por twitter e instagram que muchos habéis disfrutado de lo lindo y me habéis puesto los dientes largos con vuestras imágenes. Me alegro de corazón (y con un poco de envidia).

Que disfrutéis de la semana.


jueves, 17 de julio de 2014

Tarta de chocolate y frutos rojos fácil



Hace poco más de un año mi vida era una.
Ahora mi vida es totalmente diferente, personal y profesionalmente. 180º.

Y hoy, por fin puedo decir que me siento a gusto. Han sido meses duros, muy duros. Y días en ocasiones muy largos y donde no había más que oscuridad.


Hoy puedo dar las gracias por todo lo bueno que me está pasando. Ya lo dicen: Cuando se cierra una puerta se abre una ventana.
Y aunque cuesta un horror pasar página, estoy contenta. Estoy viviendo una etapa personal normalita, donde no tiro cohetes, pero estoy tranquila. Y a nivel profesional estoy que doy botes de alegría al mismo tiempo que me da vértigo ver dónde me estoy metiendo.

Lo mejor de todo es que no dejo de aprender. 
Es complicado después de un millón de experiencias, volver a tener el gusanillo en el cuerpo por algo. Pues yo lo tengo a diario. Cada día aprendo algo nuevo. Y si no es una sola cosa son 20 que por la noche se me agolpan porque no me da tiempo a asimilar. Me encanta esa sensación. La de volver a ser una adolescente en su primer trabajo absorbiendo como una esponja todo lo que hay alrededor.



Y como estoy en una etapa feliz y especialmente tranquila, quería compartirlo con vosotros, porque también formáis parte de esa tranquilidad y esa felicidad.
Recordáis esa sensación de serenidad y tranquilidad? Es la sensación como de estar en paz...

Ahora que son épocas de vacaciones y ni siquiera sé si podré hacer algún plan diferente a escaparme a la playa o a la piscina, me toca despedirme hasta finales de agosto. 
Voy a tomarme estos días de descanso para poder vivir, sentir, interiorizar y disfrutar todo lo bueno que me está pasando.



Pero para dejar un buen sabor de boca, os dejo con esta tarta deliciosa. El relleno es como una mousse aunque menos esponjosa y la masa es una masa brisa pero de chocolate. Una delicia con la combinación de los frutos rojos que le aportan frescura y un punto ácido que tan bien le va al chocolate.



La receta la podéis ver en el Magazine de Verano, en la pág. 49.

Disfrutad mucho de estos días veraniegos. Nos vemos a la vuelta.


domingo, 13 de julio de 2014

II Maridaje Gastronómico de atún rojo Balfegó




Este viernes tuve el placer de asistir con un grupo de bloggers al II Maridaje Gastronómico donde el producto principal fue el atún rojo de Balfegó

Hace algo más de un año, pude conocer las instalaciones de Balfegó en l'Ametlla de Mar. Me sorprendió no solamente el respeto hacia el entorno, si no también el cuidado y control que llevan a la hora de despiezar los atunes, comprobar el nivel de grasa, de estrés y orientar a cada mercado las piezas que encajan en cada país. Podéis ver algunas fotografías que tomé en su día aquí y aquí y algunas de las piezas que degustamos en sus instalaciones aquí.



En el evento, además de coincidir con bloggers conocidas y ya amigas, degustamos unos platos de calidad excepcional, tratados de una forma exquisita, con una presentación fantástica y maridados con éxito.
Así que pasamos un buen rato, nos reímos un montón y tuvimos la oportunidad de ponernos al día en un entorno fantástico.



El evento, organizado The Wall's House en el Club de Golf de Sant Cugat, contó con estos colaboradores de excepción además de la presentadora Alejandra Prat que hizo de madrida del evento:

Balfegó: Distribuidores de atún rojo fresco gracias a su captura y traslado hasta sus piscinas naturales en la costa de l'Ametlla de Mar, donde los mantienen vivos alimentándolos de pescado azul y se sacrifican según demanda. De esta manera pueden ofrecer un producto fresco, durante todo el año.

- Martín Berasategui by Condes Hotels: Su línea de catering nos preparó el showcooking con el producto estrella, el atún rojo y nos sorprendió de la mano del chef Paolo Casagrande, con algunos platos que no dejaron indiferentes a nadie. Materia prima excelente y buena ejecución fueron la nota del maridaje.

- Genuinus: Compañía dedicada a la venta de productos ecológicos online directamente de los productores. Puedo asegurar que la calidad es fantástica a un precio asequible. 




Además de contar con otras marcas que prestaron su apoyo al evento como: 
Lexus: que nos facilitaron los desplazamientos hasta el evento. 
Ernesto Meda: que aportó las cocinas en las que prepararon el show-cooking. 
Sentits: que maridó cada uno de los platos que degustamos con gran acierto y alguna sorpresa. 
Gin Mare y Dr. Lagarto: que nos amenizó el final de la velada con un gin-tonic diferente y refrescante. 




Algunos de los platos que tomamos fueron: 
- Espuma de jalapeño con helado de regalíz, mahonesa ligera de pepino y lomo de atún rojo. 
- Ventresca de atún a la brasa, picadita cítrica de alcaparras y aceituna negra, salsa ahumada de zanahoria y galanga. 
- Crema cuajada de hinojo con sorbete de manzana verde y apio. 
También tomamos una mousse de foie con gelatina de ron,  una vieira con kikos que llevaba una salsa para chuparse los dedos, lomo de atún con washabi y alga y un bocado de cordero meloso increíble.  




Así que un evento fantástico para empezar el fin de semana, ¿no creéis



jueves, 10 de julio de 2014

Helado de dulce de leche sin heladera




Vamos a ver si poniendo de cebo un heladito llega el buen tiempo...
Igual la trampa de la zanahoria al caballo también sirve para este julio vestido de abril.

En mi nevera nunca faltan los helados, de lo que sea, pero siempre hay alguno. Y desde que descubrí que puedo hacerlos en casa, mucho más. Son más ricos, más sanos y como siempre que haces algo tu mismo, pues la satisfacción es plena. Además como puedes controlar la cantidad de azúcar y materia grasa que le pones, pues además, engordan menos. ¿Qué más se puede pedir? 

El tema de la heladera, creo que es un poco personal. Yo hago los helados sin ella porque me parece un armatoste más que además debes poner en el congelador durante unas cuantas horas para tenerlo todo listo.
Yo no sé vosotros, pero mi congelador está a tope siempre, así que no hay sitio para un inquilino nuevo.
Así que mi heladera quedó inutilizada después de la primera vez y muerta de asco en el garaje hasta hoy, que se la regalaré a una amiga. Espero que le haga mucho uso.


Así, que no os preocupéis si no tenéis heladera en casa, se pueden hacer perfectamente. Lo único es que tienes que ir removiendo la mezcla para que no se formen cristales.
Hay helados como el de Aceite de oliva o el de Nutella con oreos, que como son grasos, no es necesario dedicarles demasiado tiempo, pero en el caso de éste, sí que es mejor, darle muchos meneos hasta que quede totalmente congelado. 
A la hora de servir, también mejor dejar que coja algo de temperatura para que quede más cremoso.



Pues os dejo con el Helado de Dulce de Leche, ideal para los más golosos de la casa...

La receta la podéis ver en el Magazine de Verano en la página 45. 

Disfrutad del finde. 

domingo, 6 de julio de 2014

Crostini de nectarinas braseadas con queso azul



Primera semana de julio superada y después de una tregua de lluvia, volvemos a empezar. 
Pero aunque no lo parezca, estamos en pleno verano y es hora de planificar la vacaciones. Muchos seréis planificadores y ya lo tendréis todo atado y otros esperaremos a última hora. 

Yo soy una persona bastante controladora (en el mal y buen sentido) y me gusta tenerlo todo planificado con anterioridad. La verdad es que soy poco flexible y me cuesta cambiar planes, pero estoy trabajando en ello y voy mejorado. 



En lo que no soy nada planificada, es en el tema vacaciones. Cada año, llega el mes de julio o agosto y no tengo ni idea de qué es lo que voy a hacer. 
El año pasado, una semana antes decidí que me iba a México lindo a disfrutar de sus playas, su gente y su gastronomía (podéis ver el post aquí) y este año no tengo ni idea siquiera si podré hacer alguna escapada. Espero que sí. Y si no se puede, la post-pondré para los meses de invierno, que da más gustito. 



Lo que si que no dejo pasar en este tiempo de playas y terrazas son los buenos aperitivos. Ahora da gusto estar en la terraza o jardín y compartir una cena a base de aperitivos, tapas y cosas varias para picar. 
Una de las estrellas es este crotini, montadito o como queráis llamarlo de nectarinas braseadas con queso azul. 
Las nectarinas, al igual que muchas otras frutas, al brasearlas se intensifica el sabor ya que el azúcar que contienen de forma natural se carameliza al evaporarse parte del agua. 
Así, que si al sabor caramelizado con el propio de la fruta le añadimos un contraste tan fuerte como el queso azul y para rematarlo incorporamos un poquito de miel, tienes un bocado de lo más delicioso. 

Y vosotros, ¿qué haréis estas vacaciones? ¿Ya lo tenéis planificado? 

Espero que os guste la receta. Disfrutad de la semana.