viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz Año Nuevo y Galletas con pepitas de chocolate


Pues ya está aquí el final del 2010.
Hace nada, estábamos celebrando su entrada y ahora ya se acaba. Cada vez los años pasan más rápido (ya me lo decía mi madre...).

Pues nada, ahora toca hacer lista (yo y mis listas para todo), de buenos propósitos para el nuevo año. Como siempre, contendrá deseos fijos que se repiten año tras año: bajar unos quilos, disfrutar más del día a día, estar más con la familia y amigos, no preocuparme por cosas sin importancia, .... En fin, lo de siempre más algunas variaciones expresas para este 2011 que parece que va a estar cargadito de novedades y espero, alegrías.


Esta noche, además de servir los entrantes que os comenté en los anteriores posts, de segundo haremos espaldas de cordero al horno, con sus patatitas y cebollitas. Prometo pasar alguna foto si hay ocasión de hacerla.
Seremos 9 para cenar, niños incluidos, así que espero que la velada sea distendida y pasemos un buen rato charlando, comiendo, bebiendo y disfrutando de esta noche tan especial.



Para no perder las costumbres,  la copa de cava contendrá un anillo de oro, la ropa interior será de color rojo e intentaré acabar las uvas antes de que acaben las campanadas.
Cuando era jovencita (más) montaba todo un numerito de supersticiones, con deseos escritos en papelitos posteriormente quemados, rosa roja en la cabeza, etc. Pero llegó la vergüenza (menos mal) y se fueron algunas costumbres. Así, que me quedo con las tradicionales y más comunes, no sea que empiece el año provocando las risas entre unos (invitados) y la vergüenza ajena entre otros (E.).

Espero que vuestra celebración sea un éxito y la entrada de año esté llena de ilusión y alegría.


Después de todos estos días en casa de los familiares, me decidí a hacer unas galletas con pepitas de chocolate, para agradecer las horas dedicadas en la cocina a mi madre y a mi suegra. Parecen que han gustado, hasta E. que no es muy amigo de los dulces, comió alguna.
Son galletas de apariencia dura pero que después, en la boca se desmenuzan y ganan en ligereza.
Las pepitas de chocolate le dan un toque especial, ya que cuando te encuentras una, su sabor se duplica. También llevan una pizca de sal, con lo que aunque dulces, tienen un puntito salado, sin apenas apreciarse.



Ya digo que en casa, les gustaron mucho. Espero que a vosotros también.

FELIZ AÑO NUEVO!


miércoles, 29 de diciembre de 2010

Entrantes Festivos II



Bueno, pues aquí llega la segunda parte de los Entrantes Festivos!

Espero que después de tanta comilona, nos queden ganas de probarlos...
Yo llevo toda la semana a base de cremitas y ensaladas para intentar compensar los excesos.

En esta ocasión tocan:
- Chips de manzana con foie.


- Brochetas de tomate cherry con feta.


- Mil hojas de jamón ibérico.


- Paquetitos sorpresa.
En esta ocasión, de morcilla y manzana, foie y manzana y queso de cabra con mermelada de arándanos.


- Sorpresa de queso y membrillo


Aprovecho la ocasión para agradecer a Pintxo de Directo al Paladar por la mención en su Paseo navideño por la Gastronomía de la red del entrante de "Mil hojas de calabacín con hummus". Podéis ver la mención aquí.

Y también volver a participar en el concurso de aperitivos de Sonia de l'Exquisit, con el entrante de Chips de manzana con foie.
A ver si hay suerte!

lunes, 27 de diciembre de 2010

Entrantes Festivos I


El calendario de estas fiestas da lugar, en mi caso, a un puzle de fechas, familia, amigos, almuerzos, cenas, regalos, ...
Intentamos felicitar las fiestas y coincidir con todos, aunque tan solo sea para compartir una copa de cava y pasar un buen rato charlando sobre cosas más o menos trascendentales.

Estas Navidades hemos sido invitados en casa de unos y otros, sin la preocupación de tener que pensar menú, hacer la compra, cocinar, ... Es un lujo, el llegar a casa de los anfitriones y poder disfrutar de una buena comida o cena. Es de agradecer.

Pero este Fin de Año, somos nosotros los anfitriones y después de darle algunas vueltas creo que el menú consistirá en unos entrantes y una carne de cordero al horno.

Ayer, día de Sant Esteve, dediqué una parte de la mañana a hacer el previo de los entrantes para ver cómo salían, el tiempo que me llevarían y sobretodo, poder hacer las fotos para compartirlo con vosotros, ya que durante la noche de Fin de Año, entre una cosa y otra,  creo que no voy a tener tiempo....

Bien, pues aquí os dejo la primera parte (de dos) de Entrantes Festivos. Espero que os ayude a tener alguna idea más para abrir el apetito.

- Brocheta de langostino y champiñones en cama de gulas.


- Tosta de brie con pistachos y dulce de arándanos.


- Piruletas de parmesano.


- Bombones de foie con polvo de quicos.


- Langostino al curry sobre cremoso de patata.


Feliz semana!

Nota: Me alegra saber que he coincidido en algunos entrantes con Sara de Cocina para emancipados!

También quiero comentar que participo en el concurso de aperitivos que monta Sonia de l'Exquisit con "Langostino al curry sobre cremoso de patata", a ver si hay suerte!


viernes, 24 de diciembre de 2010

Navidad y Mil hojas de calabacín con Hummus



Son días de ilusión para unos y difíciles para otros.
Para muchos, es una combinación de ambas cosas.
Por un lado está la alegría de estas fechas con las luces de colores, la decoración especial, el encuentro de la familia, la sonrisa e ilusión de los más pequeños, ....
Por otro lado, está la nostalgia de los que están lejos y de los que ya no están.
La Navidad para mi es una combinación de sentimientos y emociones de la que vas saltando a medida que pasan los momentos, como un pequeño saltamontes que pasa continuamente del otoño a la primavera y viceversa.


Cuando era niña, me encantaba la Navidad. La vivía como lo que era, una niña. Me hacía ilusión, (como os conté), poner el Belén, el árbol, los detalles navideños en las puertas, lámparas, cuadros, ... no había un rincón sin lacitos ni bolas.
Esperaba ansiosa que llegara el día de Navidad donde toda la familia venía con sus mejores galas y escuchaba atenta las cosas que explicaban los mayores mientras plato tras plato iban yendo y viendo de la cocina.
El día de Navidad para mi familia es un día especial. No sólo es Navidad, si no que también es el cumpleaños de mi padre.
Este año no lo celebraremos con mi hermana, que aunque muchos años ha venido (como el turrón) este año no podrá. Celebrará las fiestas con su maridín y su pequeño, con la familia que ella ha formado. Les echaremos de menos.


Mi madre, que todavía va preguntando si vienen o no, seguro que pone más comida de la cuenta "por si acaso".... Tengo que aclarar que no se lo cree porque en más de una ocasión le hemos dicho que no vendrían y después dieron la sorpresa...


Y como lo prometido es deuda, aquí os dejo una forma de aprovechar el hummus que sobró el otro día. Un mil hojas de calabacín relleno de hummus. Como veis, podemos hacerlo en forma longitudinal, como primero o bien, en rodajitas y hacer así, un entrante ideal para estas fechas.



Os deseo una Feliz Navidad a todos!!!

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Carpaccio de ternera para NO vegetarianos


Me hubiera gustado ser vegetariana. Siempre lo he deseado.
Incluso en alguna ocasión, lo he intentado.
No lo he conseguido.



Me encantaría poder alimentarme tan solo de vegetales y huevos dejando a un lado los pescados y carnes, ya sean blancas o rojas.
Adoro a los animales, soy una gran amantes de ellos, por ello en la alimentación tengo una doble moral.
No me gusta ver documentales donde se ven las granjas con el ganado atrincherado entre barrotes, no me gusta ver cómo tratamos en algunos sitios a los pobres animales.
En mi infancia, cuando estaba en casa de mi abuela esperaba ansiosa el momento de sacar las vacas a pastar, ordeñarlas, dar de comer a los cerdos, a las gallinas,  etc.
He tenido perros, caballos, patos, conejos, hamsters, pájaros, ... Colaboro con protectoras de animales intentando facilitarles una salida y una vida digna a los perritos que por desgracia han llegado allí.


Pero me es imposible ser vegetariana.
No podría pasar más de tres días sin probar el jamón. Me encanta el jamón.
También me gusta el pollo y un buen chuletón una vez al mes.
No abuso de la carne, de hecho, carne roja la tomo como máximo una vez a la semana y carne blanca o pescado, quizá dos. El resto de días me alimento a base de verduras.

Así, que asumiendo que me encanta la carne, he preparado un carpaccio de ternera con rúcula y parmesano.
Me encanta el carpaccio, el roast beef y el steak tartar.
Soy carnívora y amante de los animales. ¿Una contradicción? Quizá....


lunes, 20 de diciembre de 2010

Entrantes Mediterraneos: Hummus, Mutabal y Tzatsiki con pan de Pitta.



Ya sabemos que a la vuelta de la esquina están las Navidades. Y nunca mejor dicho ya que el viernes noche empieza la maratón de celebraciones familiares.

Para confirmar que ya está llegando, este fin de semana hemos ido a la Fira de Santa Llúcia, delante de la Catedral de Barcelona. Para muchos barceloneses, el espíritu navideño no te absorbe hasta que no has ido a esta feria y has visto las luces que adornan el centro de Barcelona.
Es impactante ver el Paseo de Gracia, la Rambla Catalunya y Puerta del Ángel adornado por múltiples lucecillas de colores que le da un aire festivo a la vez que elegante.



Cada año es visita obligada, tanto a la Fira en sí, como a una de las chocolaterías de los alrededores, donde un buen suizo acompañado de melindros, te hacen entrar en calor y te aportan las calorías necesarias para dos días seguidos.
Este año, la tradición no ha sido del todo completa, ya que habíamos ido a comer a casa de mis padres y ya se sabe... Que si un poco de esto, un poco de eso,  que si come un poquito más, etc. Total que el paseo nos vino bien para bajar el exceso de buenos alimentos que intentábamos digerir, así que el chocolate, lo dejamos para otro día.

Y aprovechando el domingo por la mañana, pues hice una receta que tenía pendiente de probar: Entrantes Mediterraneos y pan de pitta.



Si habéis probado nunca, el Hummus, es una especie de puré de garbanzos típica de Oriente Medio, aderezada con pasta de sésamo, comino, limón y un poco de ajo. Es ideal para compartir y comer con pan o bien con verduritas. Como ha sobrado un poco, intentaré pasaros alguna recetilla más combinándolo con alguna verdura.

El Mutabal o Baba Ghanoush, también de origen árabe, es un puré de berenjena aderezada con los mismos ingredientes que el Hummus.

Y el Tzatsiki es una crema de origen griego, cuya base principal es el yogurt (griego, de oveja o cabra) combinándolo con menta y pepino. Es una salsa fresca que podemos combinar con pan, como en este caso o bien utilizarla como aliño de ensaladas o salsa para pescados.

Uno de los ingredientes que se repiten es la pasta de sésamo (Tahín o Tahini), que podemos encontrar en tiendas árabes o bien en herboristerías. Es una pasta seca, que debemos remover antes de servir. No es demasiado rica para tomar sola aunque hay personas que la toman con una rebanada de pan y un poco de mermelada. En este caso la utilizamos para el Hummus y el Mutabal para darle un toque de fruto seco.



Pues bien, aquí os dejo estas recetas.

Espero que tengáis una feliz semana!


viernes, 17 de diciembre de 2010

Espaguetis con verduritas


Qué mala fama tiene la pasta.
Y por supuesto sin merecerlo.
En sí, la pasta casi no aporta grasa. Carbohidratos, sí, pero los necesitamos para poder funcionar y hacer frente a los quehaceres diarios. Lo que debemos hacer, es no ingrerir más de la cantidad que necesitamos diariamente.
Además, un buen plato de pasta, gratifica, sacia el apetito, aporta energía, calma la ansiedad y mejora el humor. Además es un plato rápido y fácil de preparar además de darte millones de opciones para combinarla.
Podemos hacerla de primero, de segundo después de una ensalada, crema o consomé, o incluso de único.
Aunque mejor tomarla al mediodía y no para cenar...



Bien, pues hoy toca espaguetis con verduritas.

Los espaguetis los podemos comprar, secos, frescos, o bien hacerlos en casa. Debido al escaso tiempo que tenía ayer, opté por la solución más fácil y que tenía más a mano: espaguetis secos.



La verdad es que tener siempre en la despensa legumbres y pasta, te solucionan muchas veces una comida.
Este ha sido mi caso, que con poco tiempo y mucha hambre no sabía que hacer.
Después de darle alguna vuelta y mirar bien por la despensa y la nevera, opté por utilizar algunas de las verduritas ecológicas que compré en Torre Dorda en mi compra semanal.



Para darle un toque diferente, las salteé en un wok. Después añadí la pasta ya hervida para acabar de "casar" los sabores y le dí un toque de aceite con ajo y perejil (como ha bautizado Lore, de Cocinándotelo: "ajopere").
Quedó buenísimo. Repetiremos.


Que tengáis buen fin de semana!!


miércoles, 15 de diciembre de 2010

Pollo en escabeche y Focaccia de nueces



Me gustan los domingos por la mañana en los que luce el sol, el cielo es azul, no hay viento y la temperatura es relativamente cálida para estas fechas.
Especialmente me gusta poder disfrutar de momentos de tranquilidad y paz en la cocina, sabiendo que hay tiempo de suficiente para preparar los platos y poder entregar el mimo y la dedicación que se merecen.

Este domingo por la mañana ha sido gratificante. Mientras E. estaba en el despacho poniendo al día temas pendientes, yo estaba en la cocina, tranquila y relajada amasando y amasando.





Ya os comenté hace algunos post (Por fin... pan!) que hacía mucho tiempo que quería aventurarme a hacer pan en casa. Después de ese día, he repetido la experiencia en varias ocasiones. Y este domingo tocó focaccia de nueces para acompañar el pollo en escabeche.

La focaccia es uno de mis panes preferidos ya que además de ser fácil de preparar, la puedes utilizar como acompañamiento de platos, como tostada para un entrante, canapés, bocadillos, etc. La puedes congelar en finas rebanadas o trozos e ir sacando y tostando a medida que la necesites.

El escabeche de pollo lo preparé en un principio para hacer una ensalada. Pero después, viendo la focaccia calentita y con ese aroma, hice también unas tostadas con el escabeche encima y unas brochetas.
Aunque es un plato que está mejor cuando pasan 48h después de haberlo preparado, no me pude resistir.



El escabeche es un plato que funciona muy bien tanto con carnes de aves o pescados. Increíble también el escabeche de bonito, caballa o sardinas.
Una de las ventajas que tiene, es que lo preparas un día y dentro de la nevera cubierto de los líquidos del escabeche, dura mucho tiempo.
Es un placer, llegar a casa después del trabajo con hambre y sin tiempo para cocinar y tener esperándote un escabeche en la nevera.
A mi, me ha solucionado más de una cena o aperitivo.



Después de preparar el escabeche y con la focaccia acabada de sacar del horno, cogimos a Buck y fuimos por la playa a disfrutar de lo que quedaba de la mañana y a hacer el aperitivo a pie de arena.
Todo fantástico si no tenemos en cuenta que Buck estuvo retozando en un charco y cambió su adorable color dorado por un color marrón pringoso. En fin...todo no podía ser perfecto!
(Eso sí, él disfrutó como un crío y la gente que lo veía se echaron unas risas a nuestra costa...).