domingo, 27 de noviembre de 2011

Tapenade verde y negra


Este fin de semana ha sido de todo menos tranquilo.
He ido a mil por hora de un sitio a otro y con la presión que te da la conciencia con las lista de cosas pendientes por hacer.
Por fin es domingo por la noche y tengo mi momento "blog", solitario en el despacho donde puedo elegir con tranquilidad las fotografías que voy a colgar y poder escribiros con calma.

Hoy os traigo la receta de Tapenade (verde y negra) una variedad de la "olivada".
No sé, sinceramente, cuál es la adaptación de cuál, lo que sí se es que el tapenade tiene algunos ingredientes más que la clásica olivada catalana, pero está igual de rica.


En ocasiones, nuestras comida de los domingos se basa en un aperitivo largo. Hacemos varias cositas para picar y con eso ya comemos.
Es una comida informal que además se puede extrapolar a los almuerzos o cenas con amigos y es ideal para los encuentros "yo pongo", donde cada uno lleva un plato para compartir.
De esta forma, los anfitriones no tienen que estar el día entero cocinando para los invitados, ya que aunque la comida es importante, lo principal es pasar un buen rato entre amigos.


Pues este plato, es ideal para estos "yo pongo", comidas informales o entrantes de estas fechas que ya están llegando.

Tan sólo necesitáis poner los boles con los Tapenade y pan tostado bien crujiente.
Después, que cada uno se sirva a su gusto!

A nosotros no encanta y espero que a vosotros también.

Feliz semana!!


jueves, 24 de noviembre de 2011

Gnocchis de calabaza y parmesano con crema de queso


La primera vez que probé los gnocchis fue gracias a un amigo italiano, que tenía un restaurante donde los servía. Por motivos de salud de su familia italiana, debía cerrar el restaurante y la pasta que tenía ya preparada acabó en mi congelador.
Debía ser el verano del '98 o '99 y por aquel entonces, no tenía ni idea de gastronomía ni de cocina (ni de casi nada de la vida) y por supuesto, nada acerca de los gnocchis.
Un día los hice, pero debido a mi ignorancia culinaria únicamente los herví (y diría que más de lo necesario) y los comí sin ninguna salsa ni nada, con lo que el pastel de patata que se montó en mi paladar fue suficiente como para no volver a probar los gnocchis hasta el año pasado donde hice mi primera receta, también de calabaza (podéis verla aquí).



Esta vez, con la lección ya aprendida y algo más de experiencia, os presento una nueva opción para preparar los gnocchis de calabaza.
La verdad es que están deliciosos y son una buena opción (con alguna otra salsa más ligera) para tener un almuerzo ligero y poco calórico.

Ahora que llega el frío me apetece en la medida de lo posible pasar alguna mañana del fin de semana haciendo preparaciones que necesiten amasado. Me relaja.



Hoy precisamente hablaba con un amigo, al que a su mujer le encanta cocinar, pero le dice lo mismo que yo a E. cuando tenemos invitados: "Yo cocino, pero necesito estar tranquila" (o lo que es lo mismo: no molestes demasiado metiendo el dedo aquí y allá, cambiándome las cosas de sitio y removiendo de vez en cuando la sartén para demostrar que ayudas en la cocina. Y que conste que lo digo con todo el amor del mundo porque la opinión de E. me importa mucho y en ocasiones hace apreciaciones muy valiosas. Otros días, me pone de los nervios, jajaja).



Pues nada, aquí os dejo la receta, pero antes quiero felicitar a dos amiguita, S. y M. que están embarazadísimas.
También a I., mi cuñadito que está pasando una época de nervios y hoy es su cumple. Todo mi apoyo!

Que tengáis un feliz fin de semana!

domingo, 20 de noviembre de 2011

Llegó mi AIG!!!


Y..... llegó mi AIG!!!
El viernes por la tarde, en cuanto llegué del trabajo fui directa a buscar el paquetito que llevaba días esperándome.
Hacía días que había recibido el aviso, pero con los días ajetreados en el trabajo, me era imposible llegar a una hora decente para ir a buscarlo.
Por fin llegó el viernes y fui a por él.
Como una niña pequeña con los regalos de reyes en sus manos, fui incapaz de abrirlo manteniendo el papel intacto (como me decía mi madre que debía hacer) y lo rasgué por el primer sitio que pillé.
Dentro de una gran caja, había un conjunto de cajas metalizadas que ya estoy pensando el uso que le voy a dar y dentro de ellas, una servilleta de color marrón con topitos totalmente adorable y que sale en la próxima receta, porque no he podido resistirme.
También dentro de la tercera cajita encontré una bolsa con galletas de parmesano horneadas por mi AIG. Tengo que confesar, que no pude esperarme a probarlas y antes de hacer las fotos comí unas cuantas y cuando E. llegó a casa y las vio tampoco pudo resistirse, así que las que veis en la fotografía que he tomado esta mañana, tiene el 50% del total que habían.
(Que sepáis que ya no quedan....).


También había una fantástica carta de Rosanna, mi AIG donde me explica que le fue difícil pensar en qué enviar y en qué cocinar para añadir al regalo, ya que yo no soy amante del dulce y ella en cambio no lo es del queso.
Rosanna, tengo que decirte que en todo has dado en el clavo, especialmente en las galletas. Ya te digo que fueron la sensación del fin de semana. Estaban deliciosas y espero que me pases la receta!!



Rosanna, además de tener una letra preciosa, es la creadora del blog Cosas con Encanto y además de dedicarse al blog y al catering y organización de eventos, acaba de emprender la aventura de tener su propia tienda on-line: Cosas con Encanto, donde podréis encontrar complementos adorables.

Pues lo dicho, estoy encantada con mi AIG, muchísimas gracias Rosanna.

Espero que tengáis una feliz semana!!

viernes, 18 de noviembre de 2011

Bullabesa


Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes denoviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: Bullabesa

La había oído nombrar un millón de veces, pero no tenía ideade cómo sería prepararla. Esto es lo bueno de pertenecer al círculo, hay mesesen la propuesta, si no fuera por el círculo, nunca la hubiera preparado.

Este es el caso de la bullabesa, que en resumen es una mezcla entre una sopa y una zarzuela de pescado (salvando las diferencias y con mis disculpas a los chefs profesionales y a los franceses).
Pero está realmente rica.

¿Y de dónde sale la Bullabesa? El círculo, nos hace una pequeña introducción acerca de este plato francés:

Esta famosa sopa de pescado es típica de la Provenza francesa, especialmente de Marsella. Originariamente era una sopa que se hacíaen el seno de las familias de los pescadores, así, las mujeres de los pescadores usaban los pescados menos apreciados en el mercado; de aquí proviene el nombre de esta famosa sopa “boullir” (hervir) y“baisse” (desecho).

Es tal la fama de esta sopa que incluso existe una historia mitológica alrededor de ella: según cuentan, Venus, celosa de Anfitre, ofrece una bullabesa a Vulcano, evitando así el encuentro de este con Anfitre entre las olas marinas.

Parece que la fama de esta rica sopa se debe a un inglés, Lord Brougham, Canciller del gobierno inglés, quien se encontraba en Cannes cuando se declaró una epidemia de cólera en la región y tuvo que refugiarse en una hostería de un pequeño pueblo de pescadores; allí, la dueña, le sirvió un plato de bullabesa con los trece pescados tradicionales.
Originariamente, se preparaba la bullabesa con un pescado de roca muy apreciado hoy en día, elcabracho o rascacio. Aunque se dice que para preparar una buena bullabesa son necesarios al menos 8 tipos diferentes de pescado.
La bullabesa marsellesa debeincluir al menos 4 especies de pescado: rape, congrio, capón, salmonete, sanpedro o langosta. La condición principal para el éxito de esta receta será que el pescado sea fresco.
Se suele servir el caldo en una taza, el pescado y marisco en un plato y una rebanada de pan acompañada con mantequilla y ajo para acompañar. La tradición indica que debe servirse la bullabesa acompañada de la salsa rouille.



He seguido la receta que nos proponía el círculo, aunque sin el pan con ajo ni el all i oli y mis tipos de pescado.  Buenísima.

Espero que os guste y que encontréis durante estos díasmuchas propuestas de bullabesa por la red.

Que tengáis un feliz fin de semana!!


domingo, 13 de noviembre de 2011

Tarta de persimon y pistachos


Hoy, eran las 8 de la mañana y ya estaba con los ojos como platos. Tengo que aclarar que esto no es normal en mi. Me encanta dormir. Puedo dormir horas y horas sin ningún tipo de efecto secundario más que algún que otro bostezo y 10 minutos dedicados a estirar todas las partes de mi cuerpo.

Entre semana, debido a las obligaciones laborales, tengo que levantarme sobre las 7 am y reconozco que cada día me cuesta mucho. Y no es que me vaya muy tarde a dormir, no. A las 23.30 h suelo estar ya calentita debajo del nórdico. Pero supongo que igual que otras personas són adictas al deporte, yo lo soy a remolonear debajo de las sábanas.



Pués lo dicho, hoy a las 8 am (cuando el fin de semana me suelo despertar a las 9), ya estaba dándo vueltas y con prisas por levantarme.
El motivo era la cantidad de cosas que tenía que hacer durante la mañana/horas de luz.

Como algunos sabréis, ahora me he aficinado al padel. A las 11h teníamos pista para jugar y antes de eso tenía que sacar a Buck a su paseo matutino y que hacer los deberes que Jackie Rueda nos había puesto desde el Atelier.

Muchos la conoceréis así que sobran las palabras, pero para los que el nombre os es indiferente, os diré que es una fantástica fotógrafa y que realiza cursos on-line que se agotan en minutos.


Hacía tiempo que quería realizar el Atelier, un curso on-line teórico-práctico que dura 4 semanas y donde cada semana tienes que practicar y realizar los "deberes" del tema que te propone.
Esta primera semana, el tema son los retratos, y como entre semana es imposible encontrar un hueco para disparar, pues he tenido que hacerlo esta mañana.
El modelo, lógicamente y contra su voluntad, E. Así, que desde las 9 hasta las 10.30 hemos estado posando, midiendo la luz, discutiendo "su perfil" y demás cosas. Un estrés.
Creo que ha quedado alguna decente, en un rato las miraré con cariño....

Y después del paseo con Buck, la sesión de fotos y el partido de padel hemos llegado a casa con recetas pendientes para inmortalizar.
Una de ellas, esta tarta de persimons y pistacho que tenía pendiente realizar desde la pasada temporada.


Los persimons son una especie de caquis pero más tersos, con una textura similar la la manzana pero con el mismo dulzor de los caquis. Ideales para una tarta.

Os dejo la receta, espero que la disfrutéis y que tengáis una feliz semana!!

jueves, 10 de noviembre de 2011

Crema de calabaza con crujiente de parmesano


Con la llegada del otoño, de la temperaturas más bajas y la mantita en el sofá, llegan también las cremas.

De niña no me gustaban nada, pero como con otros alimentos, las cremas han llegado a mi vida para quedarse.
Me gustan de todo tipo, pero especialmente las de calabaza, me chiflan.


Me encanta la calabaza en sí. Su color naranja es increíblemente llamativo y su forma y su cáscara me trasladan a una época muy lejana donde cualquier fruto delicado y tierno no podía sobrevivir.
Hortaliza típica del inicio del otoño y especialmente utilizada por las familias durante los días anteriores a Halloween donde cuchillo y pincel en mano, la familia intenta recortar ojos y boca (algunos sin mucho éxito) para poder poner una velita dentro. 



Y qué me diréis de la calabaza más famosa de España! La Sra Ruperta!!! Con sus sombrero y sus piernecitas minúscula que aguantaban un enorme cabezón.
Muy graciosa, sí, pero para nosotros, humildes teleespectadores de TV1 los viernes por la noche, porque para los concursantes, creo recordar que no eran señal de buenas noticias.

Cuantos viernes noche, cuando no había tanto canal, pasamos delante de la Tv escuchando a las supertacañonas y a Mayra Gómez Kemp con sus famosas frases “Un, dos, tres, responda otra vez” y “hasta aquí puedo leer….”.
Qué momentos! Lo bien que lo pasábamos y lo mal que lo pasaban “los sufridores”.

Después de Ruperta, llegó Botilde, os acordais? Yo especialmente me acuerdo que los Reyes Magos me trajeron un juego de la Botilde, que te atabas al pie y tenías que ir saltando. Me duró apenas 5 horas, hasta que mi padre, haciendo alarde de su agilidad, lo rompió.
(Los padres no son conscientes que los años pasan para todos y que no son niños…..) 




Bueno, pues recuerdos a parte, os dejo esta crema de  calabaza con crujiente de parmesano.  El punto fuerte del parmesano pega muchísimo con el dulzor de la calabaza.

Este crujiente de calabaza se puede hacer en esta forma o bien como piruletas. Podeis ver la receta aquí.

Espero que os guste y que tengáis un feliz fin de semana!



domingo, 6 de noviembre de 2011

Cazuela de butifarra "esparracada" con gírgoles y camagrocs o rebozuelos


Por fin encontré setas a un precio medianamente razonable.
Como os comentaba hace un par de posts, este año, las setas están siendo tímidas a  la hora de salir. Y no digo que no haya, porque si buscas, las encuentras, pero no son salvajes y están a unos precios desorbitados.

La pasada semana, encontré algunos camagrocs o rebozuelos y aproveché para desquitarme con la cazuela de butifarra esparracada y setas que me quedé con ganas de degustar en la Feria del Bolet de hace un par de semanas.


La butifarra esparracada la descubrí a través de E. hace ya algunos años. Yo siempre la había tomado entera, en su forma típica. Él me enseñó, un día con poco tiempo para esperar a que se hiciera entera, que si le quitabas la tripa y la desmenuzabas, además de cocinarse mucho más rápido, quedaba muy sabrosa. Me indicó que este tipo de coción de la butifarra, se llama "esparracada", un nombre muy acertado.

Como veis en la receta, la butifarra se ve perfectamente ya que hay trozos más o menos grandes. Realmente "esparracada" es muchísimo más desmenuzada, de forma que quedan trocitos más pequeños. Pero a mi me gusta encontrar trozos más grandes...



Una receta de lo más otoñal y acorde a los días de frío que empiezan a aparecer y a las lluvias que parece que no nos quieren dejar.
Desde luego, después de estos días, seguro que habrá más setas por los mercados.

Este fin de semana tenía previsto hacer varias recetas de temporada para inmortalizarlas y poder publicarlas. Pero el tiempo y la luz no me han acompañado... Está totalmente nublado, lloviendo sin parar y con la luz más propia de las 17.30 de la tarde que de las 11 am. En fin, que los platos los haré pero las fotos quedarán para otro día.



Bien, pues os dejo con la receta, vereis que es muy fácil y muy agradecida además de riquísima.

Espero que tengáis una feliz semana!

jueves, 3 de noviembre de 2011

Lasaña de verduras con jamón


¿En qué momento, una persona, fue capaz de probar una verdura, negra por fuera y con agujas finísima en uno de los extremos?
Desde luego, tuvo que ser una persona bastante curiosa, porque la berenjena, originaria de la India,  puede estar buenísima, pero desde luego, no entra por los ojos.
De pequeña, era incapaz de tomarla, la veía como una verdura terrorífica y potencialmente agresiva, con sus alfileres en el tallo, que al mínimo descuido, se clavaban en mis manitas al intentar coger una zanahoria del cajón de la nevera, destinado a la verdura.
Corriendo iba a mi madre, que con paciencia, pinzas y un alfiler, intentaba quitarme la minúscula aguja, mientras yo pataleaba (no se si por imaginarme el alfiler o por la púa de la berenjena....).
Ahora las tomo muy a gusto y me encantan. Cosas de la edad...
Y como la berenjena, hay infinidad de alimentos que desde luego, no entran por la vista.
Os habéis fijado en la ciruelas pasas? Cosa más horrible, no he visto. Es pegajosa, negra, arrugada.... Eso sí, el sabor es increíble.
¿Y qué me decís del marisco? ¿Os hubierais atrevido a comer un mejillón?
Quién fue el osado (o hambriento), que un día, pescando en un ría, le dio por coger aquel molusco negro y comerse la carne naranja de dentro?
Yo, la verdad, no me hubiera atrevido.... Aunque quizá tampoco hubiera probado nunca las gambas,  o los centollos!
Nos ponemos las manos en la cabeza cuando vemos que algunas tribus comen arañas (yo la primera porque tengo fobia), pero no hay mucha diferencia, (si no entramos en detalles), entre una araña y un centollo... Además, las partes que nos comemos de los centollos, no son demasiado atractivas. A más de uno, hace 50 años le daría un patatús.
En fin, que todo esto, para agradecer a los atrevidos que han ido innovando en la gastronomía, porque sin ellos, ni Adrià ni nada de nada. Nos hubiéramos perdido una gran cantidad de alimentos que ahora hacen las delicias de nuestras cocinas.
Os dejo esta lasaña de verduras. Esta vez la he hecho con un formato diferente, en vez de poner capas una encima de otra, he puesto una, al lado de otra, con lo que queda visualmente mucho más atractivo ya que ves todos los ingredientes. Además si utilizáis una cazuelita redonda, queda la mar de mono.
Espero que disfrutéis de la receta y que tengáis un feliz fin de semana!