domingo, 10 de febrero de 2013

Crema de brócoli



Hay temporadas en las que me metería en la cama y no saldría. Y por decir la cama digo una madriguera, bajo tierra, la luna o la conchinchina.

Ésta, es una de estas temporadas. Metería la cabeza en un agujero y no la sacaría hasta que haya pasado la tempestad. Seré cobarde, sí, pero no quiero pasar por esto. Quiero ir un día a dormir y levantarme como si todo hubiera pasado. O mejor, como si hubiera sido un mal sueño. 



Yo, que he sido siempre más dura que el hierro y a quién no se le saltaban las lágrimas ni con la escena familiar más emotiva, aquí estoy: agotando las existencias de pañuelos de los supermercados a 5 km a la redonda. 

Tengo las emociones a flor de piel, lloro porque llega la primavera, lloro porque me siento sola y lloro porque han indultado a la chica que robó 195€ para comprar comida y pañales para sus bebés.
Sí, así es mi día últimamente.
He debido dejar el grifo abierto y no se cómo pararlo. De verdad. Si alguien conoce a un buen fontanero, decidle que se pase por aquí, porque creo que me voy a quedar seca por dentro.



Espero que todo pase y mientras tanto, sobrevivo esperando que vayan pasando los días.
Pero hay mañanas, en las que harta de dar vueltas en la cama intentando eliminar mis pensamientos, decido ir a pasear con Buck.
Y veo el amanecer. 
Y escucho el silencio. 
Y mis pensamientos se detienen. 
Y aunque el dolor sigue estando, desaparece unos segundos. Justo el momento en el Buck está revolcándose como un cochino en un charco, con cara de felicidad.
Y entonces río. 
Entonces me doy cuenta, que la vida no va a detenerse y que debo seguir adelante, por más que duela.



Por ahora, una cremita de brócoli: reconfortante, sana y rica. Rehogado después de hervir y con un poco de queso de cabra, ha hecho las delicias de mi almuerzo hace unos días.

Espero que os guste y que disfrutéis de la semana. 


Ingredientes:
- Brócoli
- 1 cebolla mediana
- Leche
- Queso de cabra
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Elaboración:
Cortar los tallos y dejar las flores al brócoli. Poner a hervir en agua con sal para que no pierda el color verde característico.
Dejar hervir hasta que esté tierno, aprox 15min. Retirar y enfriar en un bol con hielo.
Picar la cebolla y dorar en un poco de aceite. Cuando haya cogido color, añadir el brócoli y rehogarlo todo junto durante unos minutos. Retirar del fuego.
Añadir un chorrito de leche y triturar. Salpimentar al gusto y rectificar la densidad con leche hasta que coja el punto que queremos (más o menos líquido).
Calentar antes de servir y poner trocitos de queso de cabra por encima.





21 comentarios:

  1. Eu ia gostar com toda a certeza ,esta perfeito.
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Mónica... solo decirte, ánimo guapa, ánimo y alegría. Espero que todo lo malo pase pronto ;D. La receta me ha encantado. Besines,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  3. Molts ànims maca, hi ha èpoques dolentes però de tot se'n surt i el somriure tornarà a ser el teu pa de cada dia!
    Una recepta sana i boníssima!
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  4. Mónica, todo pasa hasta los malos momentos. Un abrazo muy fuerte¡¡.

    ResponderEliminar
  5. Primero que nada, mi marido es fontanero... ;) No sé si cerraría ese grifo de lágrimas que tienes, pero seguro que te haría reír. No sé qué te pasa, pero espero, de corazón, que pase pronto. Si me permites el consejo, aunque no sepa de qué va el tema, esconder la cabeza no suele servir para nada.
    Entrando en la cremita... Me encanta que no lleve nata, así que me la llevo que me apetece un montonazo.
    Ahhhhhhhhh... y qué linda la tacita!
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Mónica!! La cremita es una delicia el brocoli nos encanta a todos en casa, te quedó preciosa y las fotos son de 10!
    Espero que pronto pase esta etapa...te deseo de todo corazón lo mejor de lo mejor...y por experiencia propia, te digo que aunque hay momentos en los que no te sientes en ninguna parte mejor que escondiendo la cabeza...también te propongo que poco a poco vallas asomando la cabecita para ir viendo la luz...
    Un fuerte abrazo y mucho ánimo...no se cuál es el motivo, pero seguro que no se merece tanta tristeza (esto lo verás más adelante...ahora es imposible) y si fuese así...todo tiene su tiempo de "luto" así que pasa el duelo el tiempo que necesites...para renacer de entré las cenizas...(yo renací después de muchos días, semanas, meses y años...) hoy me encuentro casi más fuerte que antes...
    Salu2 preciosa...para lo que necesites aquí estoy...
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  7. Pues que te voy a decir... Todos tenemos días o épocas un poco difíciles pero afortunadamente todo se pasa.... Y no llores que sino las lágrimas no te dejarán ver ese maravilloso mar y las cosas buenas que seguro que tienes. Mucho ánimo de corazón. Ya ves que somos muchos los que nos preocupamos por ti. Un besote

    ResponderEliminar
  8. Animos Monica y a disfrutar de esta vida que vale la pena.Muy rica esta cremita y bien saludable
    buena semana
    peto

    ResponderEliminar
  9. Pues sigue paseando con Buck, sigue llorando todo lo que necesites y sigue perdiéndote en los amaneceres. Si es lo que necesitas, hasta que la tormenta pase, porque pasará.
    Seguro que esa cremita de brócoli ayuda a que las aguas se calmen, calentitas, para que el estómago te reconforte.
    Besotes y ánimos, y luz luz luz.

    ResponderEliminar
  10. Mucho ánimo guapa, que de todo se sale. Piensa en esas pequeñas cosas que te hacen sonreir y verás como poco a poco vas viendo la luz. Te lo dice una que pasa por una época muy muy difícil, pero aún así, siempre intento sacar el lado positivo de las cosas. Felicidades por tu blog, es una maravilla. Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Mónica,

    Los días así pasarán, tan sólo es una etapa que hay que asumir, dejar que haga su trabajo, y dejarla ir.

    Un beso enorme y felicidades por esta crema tan apetitosa hoy que hace tanto frío por toda España.

    Yolanda

    ResponderEliminar
  12. Mónica, no sé qué decirte, espero que pronto veas que la vida está llena de color... aunque a veces dé la sensación de que todo es en blanco y negro.

    Me gusta mucho la crema, pero sobre todo el toque de queso por encima, así en porciones

    Te mando un fuuuuuerte abrazo y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  13. No se lo que está ocurriendo y solo me importa si tu quieres contarlo.
    Lo único que me importa es saber que por momentos vas remontando, eso es lo principal.
    Con cremitas así seguro que alimentando el cuerpo se alimenta la mente.
    Venga pa´rriba!
    Besazos enormes y apretaos, no estás sola.

    ResponderEliminar
  14. Món,
    No pot ser que una persona que viu els colors com tu estigui així, però t'entenc i Molt! Llevar-nos pel matí i fer un esforç, mirar sempre el cel, escoltar bona música i pensa que fas coses en aquest bloc molt boniques, i que tens persones, jo em compto entre elles, que et seguim i que la vida val la pena. Després de la tempesta vindrà el bon temps i entre tots ens ajudarem. I veus com ets capaç de fer una crema de bròcoli d-i-v-i-n-a! Però sento dir-te que la cullera no és original: jo la tinc igual!
    Una abraçada,
    Nani

    ResponderEliminar
  15. Tu deja que el cuerpo y el alma hagan su trabajo, si es momento de llorar y dejar que inunde la sensibilidad pues adelante, aprende, vibra y comparte con nosotros no solo tus delicias, sino tu forma de ver la vida.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  16. La crema ha quedado con un color precioso e tan saludable. La presentacio esta fantastica.

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Nena, ánimo, ya verás que pasa, todo pasa, ahora llora a todo llorar, échalo fuera y no te dejes nada dentro!!
    Si necesitas algo ya sabes donde me tienes!!!
    No soy muy de cremas, pero esta me la tomaba contigo!!!
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  18. Bueno chica ánimo, pasea por esa playa con buck y no te metas en la cama mas que lo justo y necesario.
    Esa crema deliciosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Ánimo Mónica. Desahogarse es lo mejor que se puede hacer. Piensa que después de una época mala, inevitablemente tiene que venir otra de calma y nuevos proyectos. Lo malo es que hay veces que los buenos momentos tardan en llegar. Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Te mando todo el ánimo y cariño. Hay que salir de esa madriguera, no nos queda otra y disfrutar de las cosas buenas de la vida. Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. Imagino que de haber llegado al extremo de escribir en tu blog lo más que te estás sintiendo últimamente, es porque estás realmente desbordada. Espero que el haber sacado todas esas palabras de ti y haberlas plasmado en un texto, te hayan aliviado de alguna manera. Para eso están los blogs: para gritar sin levantar la voz y expresar lo bien o lo mal, en este caso, que te sientes.

    Es difícil dar ánimos en la distancia, pero tienes aquí a personas que te pueden escuchar.

    Espero que muy pronto esta situación quede en un recuerdo. Piensa que lo mismo mañana es ese día en el que despiertes y en el que todo lo malo habrá desaparecido.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar vuestro comentario en esta entrada. Es fantástico leerlos y me alegráis el día cuando lo hago.

Por desgracia, debido a la cantidad de correos anónimos publicitarios, me he visto obligada a marcar la opción de no publicar los comentarios anónimos en el blog.

De todas formas, si tenéis alguna duda o queréis comentarme algo de forma anónima, por favor, escribidme a: lopezlopezmonica@gmail.com, os contestaré encantada y lo antes posible.