jueves, 31 de enero de 2013

Sopa de cebolla


Estos días en Barcelona está haciendo un tiempo fantástico. 
Nos olvidamos de la calefacción, del gorro y de los guantes, pero me niego a decir adiós a la chimenea, porque el ambiente romántico y cálido que aporta, bien merece ir algo más ligera de ropa.

Os traigo una fantástica sopa de cebolla, que forma parte del Magazine de Invierno. 

Hasta que la hice para esta ocasión, no la había probado nunca. Su sabor me fascinó, me encantó. Además, al servirla con las tostadas de pan con queso fundido ya es lo máximo.


Si preferís un caldo más blanco, tan solo debéis utilizar caldo de pollo. A mi personalmente me gustó el punto más fuerte del caldo de carne y su color marroncito, pero va según gustos.

La seguiré preparando aunque las temperaturas no acompañen, así que me podéis imaginar en manga corta, con la chimenea encendida y saboreando esta fantástica sopa.

Podéis ver la receta en la pág. 13  del Magazine de Invierno

Espero que os guste y que disfrutéis del fin de semana!


domingo, 27 de enero de 2013

Congelar bocadillos




Hoy no traigo una receta... A petición de algunas amigas, hoy traigo una costumbre que desde hace años practico, que en casa ayuda y hace que nuestro día a día sea más fácil.

Con las prisas, los madrugones y el hambre canina de media mañana, nosotros no estamos para ir a comprar el pan cada día a las 6 am (entre otras cosas porque el horno todavía no está abierto...) y hacer los bocadillos para desayunar. 
Así que mi "modus operandi" consiste en ir a hacer la compra el viernes por la tardes después de salir del trabajo y hacerme con unas cuantas barras de pan bien ricas y recién hechas.
Después de ordenar el lío de bolsas y cuando la cocina ya no se asemeja a un campo de batalla, me dispongo a hacer los bocadillos que tomaremos durante la semana.


Pan, tomate, aceite de oliva extra virgen y el embutido de turno: jamón, queso, fuet, chorizo, ...
No suelo ponerle sal, pero por una manía personal, por nada más.

Después corto cada barra en 4 bocadillos y los pongo en bolsas de congelación, film o incluso papel de plata. Y bien envueltos, se van directos al congelador. 

La noche de antes, saco los bocadillos que vamos a consumir al día siguiente y los dejo en la nevera a que descongelen. Y al día siguiente, cuando los tomamos, están increíbles! El pan crujiente y el embutido perfecto. 

Supongo que muchos de vosotros ya lo hacéis, pero para los que no, si creéis que os facilitará las tareas mañaneras, pues aquí queda.

También creo que los panarras panarras, tendrán harán un mohín al leer esto, pero de verdad que este truquillo, nos facilita mucho la vida. El buen pan, el hecho en casa o por artesanos, lo dejo para el fin de semana, que tengo más tiempo y no me levanto a las 6 am.



Dudas y preguntas que pueden surgir: 

- ¿Realmente el pan queda como recién hecho? A ver, no nos engañemos... Algo pierde, pero muy poco. Realmente queda muy bueno. Cuando más fresco y crujiente congelemos el pan, mejor quedará.

- ¿Sirve con cualquier pan? Sí, con cualquiera, desde el "pan" de gasolinera (aunque realmente no sea pan) hasta el pan más artesano. Lógicamente, cuanta más calidad tenga el pan, mejor será el resultado. Aconsejo igualmente hacerlo con pan de barra ya que el de molde o el payés o mollete, al tener casi todo miga, no queda del todo igual.

- ¿Sirve cualquier embutido? Yo lo he probado con chorizo, jamón serrano, jamón dulce, queso y fuet. No lo he probado ni con tortilla, ni atún, ni salsa, etc. Si lo probáis con otras cosas, ya me diréis.

- ¿Se puede hacer con mantequilla o margarina? Pues ni idea. En casa, somos adictos al pan con tomate que además de sabor nos aportar menos calorías.

- ¿Y si no me he acordado de sacarlo del congelador el día de antes? Puedes descongelarlo en el microondas, pero teniendo mucho cuidado de no pasarte porque entonces sí que quedará chicloso y nada bueno. Ve poniendo el tiempo a poquitos y revisándolo. Cuídalo como si estuvieras fundiendo chocolate.
Yo por ej. lo pongo a máxima potencia 20', pero depende del microondas.

- ¿Cuanto tiempo pueden estar en el congelador? Lo mejor es hacer los que necesitas para la semana, no más. Pero a mi alguna vez me ha sobrado alguno y lo he tenido máximo tres semanas.



Espero que os ayude...

Disfrutad de la semana!







jueves, 24 de enero de 2013

Crema de mascarpone con pasas


Sí, ya se que no estamos para muchos postres después de las fiestas que acabamos de pasar, pero os aseguro que esta crema merece la pena probarla y hacer un salto en nuestra dieta.
Un regalito por habernos portado taaaan bien y ser taaaan buena. Una alegría para el cuerpo (y la mente, no nos engañemos).

El postre es cremoso, sin ser demasiado dulce y con el toque de las pasas remojadas en Pedro Ximénez. Apto para los amantes del queso y para los que no son muy amigos del dulce.
En la receta, la cantidad de azúcar es para estos últimos, si soy más dulzones que un merengue, podéis añadir más a la mezcla. Vosotros mismos.

Además tiene la facilidad de poder prepararlo con anterioridad, guardarlo en la nevera y sacarlo en el momento adecuado.

Espero que os guste y que la preparéis.
La receta la podéis ver en la pág. 38 del Magazine de Invierno. 

Disfrutad del fin de semana!

domingo, 20 de enero de 2013

Crema de puerros y zanahorias (sin patata)



Retomando el tema del post anterior... Sigue haciendo frío y ahora sí que ha llovido.
 Hemos estado a remojo durante el fin de semana, eso sí, calentitos, con la manta, la tele y esta cremita bien caliente que te reconforta por dentro y por fuera.

Soy consciente que me enamoro de la parte romántica de la nieve. Es ideal cuando estás en una cabaña incomunicada, con tu pareja, la despensa llena, las reservas de leña a tope y la luz y  el gas funcionando sin problemas. 
Nada de tener que ir a trabajar y lidiar con carreteras heladas, ni tener que ir a comprar alimentos básicos abriéndote paso entre la nieve e intentando no caerte de culo, ni muchísimo menos soportar un apagón para pasar frío en la misma cabaña incomunicada. No no, nada de eso.

Tengo la facilidad para quedarme encandilada pensando en la parte romántica de las cosas, de todo. Veo lo bonito y ya está, caigo de bruces. Después, claro, viene la realidad y la caída es más dura. Pero bueno, lo asumo.
Y este enamoramiento romántico  va desde las relaciones hasta lo laboral pasando por tener hijos o mascotas.... Soy así, una romántica empedernida. Y espero no cambiar nunca!



Por ahora os dejo una cremita de puerros y zanahoria que hace que te sientas tan calentito por dentro como por fuera.  Se puede tomar en un bol con unos daditos de queso que con el calor van fundiéndose y con unos piñones tostaditos o bien, de forma más ligera en una taza para poder beber mientras ves llover ahí fuera.

Espero que os guste y que disfrutéis de la semana que ya empieza. 


jueves, 17 de enero de 2013

Faves a la Catalana


El frío que está haciendo estos días....
Bueno, seamos sinceros... tampoco hace tanto frío. Ni siquiera llueve en Barcelona, ni muchísimo menos nieva. Aunque casi mejor, porque no es una ciudad preparada para la nieve.
Hace un par de años cayó una nevada y la ciudad se paralizó. La gente no podía volver a sus casas y eso que era una mini nevada, nada que ver con las imágenes que vemos estos días de algunas zonas de España donde los coches quedan escondidos bajo la nieve... Me imagino qué pasaría si cayera una nevada de esas que hacen historia, como la que cayó en el 1962. 

Después de los días y semanas horribles que llevo, la verdad es que no me importaría nada irme con Buck a una cabañita perdida y escondida tras la nieve y pasar allí un par de semanas. Eso sí, que no falte la calefacción, la leña, las mantas y los alimentos. Que una no se imagina la postal idílica, pasando frío ni hambre. El vino y los libros ya los llevo yo.

Por ahora os dejo las Faves a la Catalana que forman parte del Magazine de Invierno y que nos hacen entrar en calor a la primera cucharada.

Podéis ver la receta en la pág. 14 del Magazine. Espero que os guste.

Disfrutad de la semana y no paséis frío!

domingo, 13 de enero de 2013

Sandwich de coles de bruselas con ajo y queso




Lo bien que se está de vacaciones y lo rápido que acaban....

Después de las fiestas señaladas he tenido la suerte de poder disfrutar de unos días más de descanso, donde no he hecho NADA. Absolutamente nada.
Bueno, la verdad es que una mañana tuve que trabajar, pero desde casa y mucho más tranquila... Y he aprovechado para planificar todas las cosas pendientes que tenía, pasar momentos en familia, cocinar, fotografiar, pasear y hasta ir de rebajas!

Yo no soy mucho de ir de compras... No me gustan las colas, la aglomeración de gente y odio por encima de todo el proceso, (además del momento de pagar, por supuesto), el tener que probarme la ropa.

Voy por la tienda con la mente abierta y diciéndome que es un momento agradable y que tengo que disfrutarlo.
Como ya sabéis, yo soy muy de listas, y no solamente para la compra de alimentos o para hacer las maletas, ... no. También para ir de compras de ropa.
Allá voy, toda decidida: zapatos cómodos, ropa ligera de dos piezas (nada peor que llevar un vestido y para probarte una triste camiseta, tener que quedarte desnuda del todo), la lista y el bolso bandolera para tenerlo bien cogido.
Voy mirando la ropa que está tácticamente expuesta con sus múltiples combinaciones.
Empiezo a coger prendas y ale... Al vestidor.

Entonces la realidad me da una bofetada tras otra:

- El vestidor del final de la esquina, ese que es más grande, o está ocupado o lo han utilizado como almacén.

- Las cortinas del mini vestidor donde apenas puedo caber con el bolso, el abrigo y la cantidad de prendas que llevo, no cierran y dejan los laterales ligeramente abiertos. Así que cuando me agacho para quitarme los zapatos tengo que tener cuidado para que mi pompis no sea de dominio público.

- No hay alfombrilla. Y yo soy muy friolera y no aguando el frío en los pies....

- Las luces.... A ver, no hay ningún estudio sobre el tipo de luz que hay que poner en los probadores para que la gente salga favorecida? Posiblemente sí, pero en las tiendas donde los probadores miden más de un metro cuadrado.

- Y por último, me doy cuenta que de todas las prendas, me quedan bien dos. Bueno, ya es algo.
Cuando tengo el día sembrado y todo lo que me he probado me sienta bien, soy la mujer más feliz del mundo. Soy así de simple, sí.



Si alguien está pensando en hacerme un regalo (además de todo lo que pedía para el 2013), me puede regalar varias sesiones con un Personal Shopper. Que me traiga todas las prendas a casa y yo me las pueda probar sin prisas, sin dependientas, con buena luz y sin la sensación que media tienda me va a ver las posaderas.


A cambio, le prepararé este fantástico sandwich de coles de bruselas, ajo y dados de queso con un toque de reducción de módena que está para chuparse los dedos. Lo prometo.

Si os gusta, también podéis ver este crostini que publiqué hace unos días y que es muy similar: Crostini de coles de bruselas con parmesano. 

Espero que os guste y que disfrutéis de la semana!


jueves, 10 de enero de 2013

Crostini de queso de cabra y uvas con pan de l'Espiga d'Or



Hace ya tiempo que tenía pendiente esta entrada, pero es que con las fiestas, el Magazine y los "deberes" familiares, me ha sido imposible publicarla....

A finales de diciembre tuve el placer de poder acudir a un taller que impartía Jordi Morera de l'Espiga d'Or.
Os recomiendo que visiteis su blog Cultura del Pa donde nos explica todos los entresijos de este mundo tan interesante.

L'Espiga d'Or es un horno situado en el centro de Vilanova i la Geltrú. Es un pequeño horno tradicional donde se vende "pan de verdad". En la parte trasera del establecimiento, detrás del mostrador, se encuentra el obrador que cuenta con un horno de leña que nos dejó a todos maravillados.

Jordi Morera es la quinta generación de panaderos en su familia y después de acabar sus estudios universitarios se puso con la labor de continuar la saga familiar y deleitarnos con sus panes artesanos y realmente deliciosos.


Los bloggers invitados nos llenamos de harina hasta las cejas y pudimos llevarnos a casa la muestra de ello: una barra y un pan de payés o mollete.

Gloria de Gourmenderies hizo un crónica muy completa y fantástica sobre todo lo que aprendimos esa tarde. Si queréis tener todos los detalles, os recomiendo que visiteis su post (está en catalán).

Para finalizar, hicimos una cata de diferentes panes: espelta, payés y alemán, regados por una cerveza de producción artesanal y que realmente estaba muy buena (y eso lo digo yo que no soy amante de esta bebida).

Tengo que decir que el aroma que desprendía le pan recién hecho inundó el coche mientras volvía a casa y en cuanto llegué, no pude evitar comerme parte de la barra.



Con el pan de payés, hice estos crostinis de queso de cabra y uvas. Ya dicen que "uvas y queso saben a beso", así que os podéis imaginar que la combinación de estos dos ingredientes es ganadora. El dulzor de las uvas con el sabor salado del queso y sus texturas, casan a la perfección.

En el Magazine de invierno (pág 51) también podéis ver otra versión de esta combinación: "Bocados de queso de cabra rebozados con uvas", que los podéis presentar en una tabla o pizarra o bien en forma de brocheta con la base del queso y encima una uva.



Espero que os guste y que disfruteis del fin de semana!!

martes, 1 de enero de 2013

Querido 2013....



Querido 2013, 

Tal y como te comentaba en el pasado post, te recibo con los brazos abiertos y la sonrisa de oreja a oreja.
Como los nuevos propósitos está visto que me tienen alergia y huyen de mi nada más nombrarlos, voy a dejarte, como quien no quiere la cosa, mis pequeños deseos para los próximos 365 días. A ver si hay suerte!

Quizá tenga puestas en ti muchas esperanzas y al leer todo lo que te pido, sales corriendo y no vuelvo a verte el pelo. Espero que no, que seas valiente y que te enfrentes a la mini lista de pequeñas cosas que harán de mi vida más fácil y feliz. Ahí va:




- Encontrar siempre sitio para sentarme en el tren. Si además puede ser cerca de la ventana y con La Vanguardia esperándome...

- Que siempre funcionen las escaleras mecánicas. De donde sean, que para algo están. 

- Si voy al trabajo en coche, por favor, que no encuentre caravana... Me gustaría llegar a la hora prevista y  tardar lo mismo que cuando es agosto, vacaciones de Navidad o puentes. Y ya que estoy,  encontrar aparcamiento a la primera. 

- Que no suba más la gasolina por favor!!!

- Tener siempre los pies y la nariz caliente...

- Por favor, por favor, por favor, que a las 8.30h de la mañana, no tenga que respirar el humo de cigarrillo de la persona que camina delante de mi... De verdad que ésta es una de las peores maneras para empezar el día.



- Comprar el número justo de limones que voy a necesitar durante la semana para que no se me resequen en el frutero o en la nevera.

- No volver a confundirme al comprar leche y encontrarme con 6 litros de leche entera en vez de desnatada. Para eso, soy consciente que yo tengo que poner de mi parte y leer lo que pone en el tetrabrik, pero creo que las empresas que envasan la leche podrían unificar los colores y así no dar lugar a confusión. Azul: entera, Verde: semi, Roja: desnatada. Es fácil.....
2013, ¿podrás intentar hablar con ellos? 

- Dejar de echar a ojo la pasta para la sopa.

- Que mis compañeros de trabajo no me "roben" los bolis, tijeras, grapadora, calculadora, etc., porque yo soy muy de tenerlo todo en su sitio (MI sitio).

- Relacionado con este último punto, te pido ser un poco más flexible... Y claro, mantener el trabajo...

- Que nuestro limonero siga dando limones, que el bonsai olivo siga su recuperación y el otro bonsai la empiece.... Si tienen que entrar más plantas en casa, que vengan con un entrenador personal.


Que no se me vuelva a estropear el coche... Acabo de gastarme 700€ en lo que creía que era ponerlo a punto... 100km más tarde ha empezado a hacer un ruidito extraño. Espero que no sea nada y que arreglado esto, quede como nuevo.
Nota: Si quieres traerme un reluciente coche nuevo, tampoco pasa nada.... No me enfadaré, lo prometo. 

No volverme a quemar la lengua al probar un estofado, ni la mano al intentar sacar algo del horno...





- Seguir teniendo tiempo y voluntad (que ya sabes que de esto último no tengo mucho) para seguir con el blog y con el Magazine. Porque me ha traído tantas cosas buenas, que me da vértigo.

- Tener menos sueño. Levantarme de un salto cada día cuando suena el despertador y no despertarme pensando cuando podré volver a dormir....

- Que no se me rompan más las uñas y que mi cabello deje de encresparse.  

- Que Buck no vuelva a tener pulgas como el julio pasado y que tenga más ganas de caminar... especialmente cuando sale con E. porque me temo que un día de estos, tal y como ha prometido más de una vez, lo va ha dejar atado a una farola hasta que yo lo vaya a buscar.... Y que no se vuelva a poner malito... Para eso, debería dejar su afición a comer todo lo que encuentra aunque no sea comestible. 2013, si pudieras echar una mano....

- Que me de menos pereza lavar las cortinas y las fundas del sofá.

- Como ya me he quitado de la cabeza hacer macarons,... ¿Qué tal un Panettone? 

-  Ser un poquito más feliz que el 2012 que me trajo momentos muy duros y difíciles de olvidar. Que siga amando, siendo apasionada y comprensiva con los que más amo (y por favor, que sea recíproco que si no, me quedo con cara de idiota).

- Que todos gocemos de una buena salud para poder apreciar las pequeñas cosas de cada día.



- Y por último, pero no menos importante: ¿Puedes hacer algo para que los políticos dejen de comportarse como niños en el patio y hacer que miren por la población que representan? Y si fuera posible, que no se embolsen lo que no es suyo y que trabajen. Que todos nos estamos dejando la piel y ellos se pasan el día viajando en primera y jugando al Apalabrados... Que no haya más desahucios ni gente pasando hambre. Que no existan los maltratos ni los abandonos... Que nos den un poquito de tregua, que falta nos hace.

Y.... me puede tocar el Euromillón? Pero, no el reembolso, no... El gordo, el bote o como se llame.... Bueno, tampoco tanto, lo justo como para poder saldar la hipoteca y no tener nada que ver con bancos y cajas, que me tienen hasta la peineta y no quiero tener nada que ver con ellos.
Tengo que aclararte, 2013, que este punto ayudaría a sobrellevar algunos de los puntos anteriores...
Y sí, se que este último punto es banal y materialista, pero es mi blog y mis deseos, así que aquí está.

Espero que te comportes y no me defraudes 2013... a final de año, hablamos...


Deseo que todos vuestros deseos, grandes o pequeños se cumplan en este nuevo año que inauguramos. 

¡Feliz y próspero 2013!